Redsis USA

Teletrabajadores. No se trata sólo de personas

De acuerdo con una encuesta realizada por el Centro Nacional de Consultoría para el ministerio de las TIC y publicada en el sitio web del ministerio de trabajo de Colombia, en el año 2018 se registraban poco más de 122 mil trabajadores remotos. Esa misma encuesta indica que el número de empresas que adoptaron el teletrabajo pasó de 4.300 en 2012 a 13.000 en 2018. Mas o menos el 12% de todas las empresas.

En mayo de 2020 un estudio de la Federación Colombiana de Gestión Humana, indica que el 98% de las empresas colombianas están operando a través de trabajo remoto y que el 76.2% de esas empresas piensan adoptar el modelo en alguna de sus variantes una vez concluyan las medidas de distanciamiento.

No cantemos aleluyas. Las cifras que nos muestra hoy la Federación Colombiana de Gestión Humana, es sólo la reacción – en algunos casos atropellada – de muchas empresas para seguir operando en medio de la crisis de salud. La realidad es que muy pocas de esas empresas estaban preparadas legal, cultural y técnicamente para adoptar el teletrabajo como opción laboral. Tengo algunas ideas al respecto:

Aspectos legales

El sitio web www.teletrabajo.org.co detalla en unas de sus páginas la legislación vigente en Colombia que regula el teletrabajo. Leyes, decretos y resoluciones que deben ser estudiadas y adoptadas antes de navegar cómodamente por esas aguas. En esas mismas páginas se dedica un capítulo para el sector privado en el que aparecen términos como voluntariedad y reversibilidad orientadas principalmente a la protección del empleado, así como modificaciones obligatorias al reglamento interno de trabajo y asuntos de seguridad social. No es tarea menor ni de poca importancia que deben considerarse durante eel génesis cualquier iniciativa.

Aspectos culturales

El teletrabajo traerá a una nueva clase de trabajadores. La disciplina, cultura organizacional y la orientación a resultados serán las nuevas habilidades que estos teletrabajadores deben desarrollar para hacer la actividad no sólo productiva, si no también humana y justamente recompensada. Dentro del grupo de directivos también deberá darse un cambio marcado por líderes que sepan cultivar el potencial de su equipo con nuevas técnicas de motivación; modelos de compensación, control y gestión.

Aspectos técnicos

La seguridad de los datos corporativos, la disponibilidad de las aplicaciones y la digitalización de los procesos del negocio merecen todavía mayor consideración. Intentemos responder estas preguntas:

1. ¿Cómo se pueden proteger los datos teniendo en cuenta que los riesgos aumentarán por el trabajo desde computadores personales o conexiones fuera de la red de la empresa?

2. ¿Cómo los departamentos de TI piensan adaptarse a la movilidad de sus empleados y al trabajo remoto para ofrecer una plataforma tecnológica dinámica y resiliente?

3. ¿Cuánto tiempo tomará adoptar herramientas de colaboración, comunicaciones unificadas y procesos digitales que ayuden a aumentar la productividad de los usuarios y que adicionalmente ofrezca también bienestar a los empleados y los impulse a lograr su máximo potencial?

Si lo logramos, serían buenas noticias

Es un hecho y los números son contundentes. En ciudades como Bogotá un empleado se gana para si en promedio 35 días por año al no usar transporte público para movilizarse al trabajo; la reducción en el consumo de servicios públicos comerciales en las oficinas con menos personal impacta positivamente los costos de operación y ayuda en la reducción de la huella de carbono; las empresas ahorran en gastos inmobiliarios al necesitar menos puestos de trabajo y un empleado podría ahorrarse hasta 5 millones de pesos por año en alimentación y transporte si trabaja desde su hogar.

No solamente es dinero o temas ambientales. También habría grandes mejoras en la movilidad vehicular en ciudades congestionadas por el tráfico, el tiempo de calidad que el trabajador pasa con su familia, así como el aumento de mejores oportunidades laborales para personas con discapacidades físicas.

El teletrabajo traerá también descontento en algunos trabajadores que echarán de menos la actividad social en el trabajo y alguna que otra escapada post laboral. Así como de la resistencia de empresas anquilosadas en viejos conceptos. Sin embargo, el teletrabajo se vislumbra como una de las mejores opciones para acelerar la reactivación económica que seguramente va a necesitar de una mejor legislación, de una nueva clase de empresas más digitales, pero principalmente de una nueva generación de [tele] trabajadores.

Fuentes:

https://www.mintrabajo.gov.co/relaciones-laborales/derechos-fundamentales-del-trabajo/teletrabajo/implementacion-del-teletrabajo

https://www.mintrabajo.gov.co/documents/20147/59534190/Estudio_teletrabajo+2018+ULTIMO.pdf

https://www.dinero.com/empresas/articulo/empresas-de-colombia-no-estaban-preparadas-para-el-teletrabajo/289260

https://www.teletrabajo.gov.co/622/w3-channel.html